domingo, 2 de diciembre de 2007

CUENTOS DE LUZ Y OSCURIDAD: PREFACIO

PRÓLOGO DE UN ORÁCULO


Comencé a tener visiones reveladoras que me mostraban al mundo con toda su crudeza real, en su belleza y en su hostilidad. Comencé a ver lo que nadie más podía, y no solo veía imágenes y hechos con sus consecuencias sino que de alguna manera las comprendía a la perfección, todo lo que se me presentaba encajaba como las piezas de un rompecabezas perfectamente armado, o como un juego de tetris que se acomodaba con el paso eficaz del tiempo, y sentí que un simple hecho podría cambiar el curso de una historia.
Sería un don divino o una terrible maldición infernal? Aún no lo he revelado, así como tampoco su “por qué”. Pero había una pregunta más importante que responder... qué hacer con ello? El destino había cruzado en mi camino una fluctuación en la supuesta continuidad armónica de los eventos del universo y las revelaciones me asaltaban, con imágenes y sentimientos de sus protagonistas. Estas visiones que no podía evadir transformaron mi modo de ver al mundo, lo veía con otros ojos, o más bien con miles de ojos. Llegué a comprender perfectamente al pastor más bondadoso y al más vil, cruel y despiadado asesino y ambos me parecieron justificarse y con esto no defiendo posturas, simplemente las menciono.

Imposible es corregir el curso casi sellado de nuestras trágicas acciones, cual vengador enmascarado solucionando los conflictos, ya que en mis primeros intentos sucumbiría en mi accionar perdiendo la posibilidad de cumplir con el deber destinado. Intentando dar respuesta a aquella pregunta inquietante, pensé la mejor forma de transmitir lo que veía, sin querer un igual destino que Casandra en la Ilíada, intenté dar a conocer el análisis de mis visiones únicamente a aquellos preparados para escucharlas. Pero he ahí otra interrogante, quién podría soportar conocer su desdicha si ese fuese su destino. Para poder cambiar ese designio de las leyes del universo se necesita una fuerza infinita de voluntad y largo tiempo de preparación, entonces imaginé un libro revelador donde expondría con cierto simbolismo las verdades ocultas que claramente se me presentaban, pero una espada es un arma de doble filo y en este mundo tenemos un basto historial de dichas armas usadas para conveniencia propia de los portadores que las empuñan, y en eso seguramente se convertiría, lejos está en mí ese resultado como consecuencia a mi exposición.Finalmente creo haber encontrado la respuesta en estos escritos.

Cada verdad revelada se encontrará disfrazada de historias de fantasía. Entremezclándola con alusiones a la realidad se puede crear un mundo de desolaciones o de esperanzas según se me presenten las visiones en un mundo imaginario.

Y de aquí en más, correrá por cuenta del lector preparado para interpretar y decidir su destino, el nuestro, el toda la humanidad.

12 comentarios:

Emiliano Orlando dijo...

Guau...
Me trae recuerdos de mi lectura de cuentos fantásticos...
Yo por el contrario soy quizás más escéptico, más fáctico...
Me pregunto, ¿existe una realidad suprasensible, un Libro Sagrado en el cuál ya esté resuelto el destino de la humanidad entera, y nosotros solamente seamos actores que sin haber leído jamás el guión, lo estamos recitando a la perfección? Sin embargo, por momentos me siento un autómata de otra persona, todos alguna vez sentimos esa extraña premonición de haber vivido ya, y de haber pasado en otro momento por este mundo...

Leo_SCI dijo...

Sí hay libros que pueden pensarse como premonitorios de nuestro destino, empezando por la biblia, el apocalipsis, quiza viendolo sin esceptisismo el libro de Nostredamus, y están los increibles libros de ciencia ficcion como los de Verne que parecería que ha viajado en el tiempo para escribirlos.
Sobre esto de interpretar el papel de una vida ya escrita y jugar con el libre albeldrio se han escrito y filmado unas cuantas cosas.
Es posible que el futuro ya tenga determinado nuestro camino pero quien puede asegurarlo?
Tal vez los oraculos existan y de ser así solo hay que aprender a interpretarlos.
Gracias por tu comentario Emilino!

Todos Gronchos dijo...

Grosso lo suyo.

Pero no me asombra, porque esto ya lo viví, ya estaba escrito, y ya lo volveré a vivir.

radamanthys dijo...

cada vez mas onirico y sureal lo tuyo sin dudas sos diferente

Leo_SCI dijo...

Gracias por su opnion amigos!!!
Estoy buscando editorial, si saben de alguna... :p

Alejandro the wyvern dijo...

no sabes que hacer el fin de semana aca en mi blog es la mejor guia

Emiliano Orlando dijo...

Yo se de una editorial, Leo! (Posta, en un año publico mi primer libro, si Dios (¿existe?) quiere).

Yo creo que la Biblia no es un buen libro de premoniciones, más bien lo considero como un libro de historia, pero el Apocalipsis no es una premonición sino el fiel reflejo de los intereses trastornados del estado capitalista. (¡Uy!, se me escapó) Es decir, Dios es perfecto no porque nos ame perfectamente, sino porque nos ama y nos odia en forma perfecta, hasta el punto de crearnos y destruirnos. Eso mismo ocurre con el proletariado y la burguesía, ¿no?

¡Seguramente nuestro destino seguirá siendo escrito por los triunfadores, los libros de historia, como la Biblia, seguirá siendo escrita por los vencedores! Pero, ¿no hay una biblia del demonio, porque para poder discernir entre el bien y el mal primero debiéramos conocer las dos cosas, no?

¡Seguramente somos los títeres de otras personas, la causa y el efecto de los intereses ajenos!, pero para comenzar a vivir nuestra propia historia, desembarazándonos de los arquetipos sociales, de nuestra cultura, debemos comenzar por tomar las armas y destruir todo aquello que se nos impone como natural.

Saludos, emiliano.

Leo_SCI dijo...

a la m...emi jaja, eso de tomar armas da cosa :p (se de lo que me escribis :) )
Hay libros oscuros que bien podrian estar escritos desde el infireno.
Hay quienes dicen poder leer las hojas escritas en las estrellas de toda nuestras vidas. Oraculos son unos cuantos al parecer.
Hay que distinguir dos terminos: pronosticar y videnciar al futuro. El primero con unas cuantas tecnicas se logra sin dificultad con cierto margen de error, pero el segundo... quien tenga ese don verá las cosas excactamente como serán, aunque supongo que al saberlo se pueden modificar.
Hay entidades que provocan causas con consecuencias pronosticadas y esas se pueden cambiar con cierta conciencia y control de la situacion.
Y los videntes... creen que existen? he ahí la cuestion.

Emiliano Orlando dijo...

Sí, los videntes existen. La pregunta, a mi entender, es: ¿son necesarios?

Emiliano Orlando dijo...

Otra cosa, ¿es la Biblia un libro de premoniciones? ¿Alguna vez se cumpliò algo de lo que dice la Biblia? ¿Será una amenaza eterna? Ahí hay una gran cuestión que es el rol político que cumple la religión en la perpetuación de la opresión del estado, y cuando digo "opresiòn", me refiero a analfabetizaciòn, pobreza y hambre, impacto ambiental, existencia de clases asimétricas, voluntad de poder reducida al capital, etcétera. La Biblia es entonces el libro de premoniciones del capitalismo: orden y progreso, santidad y vida eterna: ¿no es la misma basura? Es en ese engaño en donde radica la lucha combativa, siempre que la humanidad ha evolucionado, fue gracias a un bautismo de sangre.

Otra cosa ocurre con quienes sí son videntes, con quienes pueden predecir el futuro y nada tienen que ver con la afluencia política que antes nombré. Los oráculos hay que descartarlos porque estudios científicos revelaron que allí hay una alta concentración de gases alucinógenos. Sólo restan los brujos, los hechiceros, los mensajeros del mundo oculto en nuestra existencia real. En primer lugar, debería ser escéptico. Sin embargo, no puedo negar que sí existe la posibilidad de ver más allá. Y en segundo lugar soy más escéptico, porque existe una causa biológica por la cual eso ocurre. Las personas que tienen una predisposición para las experiencias sobrenaturales (visiones, endemoniamientos y exorcismos, videncia y demás) son aquellos en los que se ha demostrado la gran actividad del lóbulo temporal izquierdo del cerebro. ¿Fantástico, no? Incluso, si el hombre usaría el cien por ciento de su cerebro podría mover objetos con su mente y usar su capacidad telepática.

Nuestra evolución, nuestro elevamiento como seres humanos, como el Superhombre del Zaratustra de nuestros tiempos, es comenzar a pensar que no hay nada más alla, que solo somos una chispa en dos oscuros abismos, nuestra existencia no es más que la cruda consiencia de sentirnos constantemente amenazados por los colmillos del tiempo, por la falta de sentido, por la muerte de los dioses falsos, por la destrucción de la cultura, y por el derribamiento del estado capitalista como método para anestesiar a las masas.

"Si dios no existiera, habría que inventarlo", Voltaire.

"Si dios realmente existiera, habría que hacerlo desaparecer", Mijail Bakunin.

Leo_SCI dijo...

Impresionante Emiliano, no me queda más que agregar, ya lo dijiste todo.
Creo que se puede ver más allá, incluso los simples presentiminentos que uno tiene a veces son inexplicables y fantasticos aunque parezca algo menor.

A veces suelo volar por otros lados para enfocar distinto, por eso mezclé la biblia y el calefón, o casi, al nombrarla en mi primer comentario ;)

Pepe Trueno dijo...

Estás invitado a leer lo que siempre quisiste escuchar, de la peor manera posible.
Ya me estás conociendo, soy Pepe Trueno, y este, para empezar, es mi génesis:

El Padre celestial bajó del cielo,
Y como solo la nada existía
Tuvo en su visión crear cosas
Para después ver, si alguna servía
………
Un ángel se le apiadó
Y presto bajo volando
Y en voz bajita le dijo:
“Cuidado con lo que esta creando”….