domingo, 13 de enero de 2008

En el pueblo natal de mi abuelo

En estas vacaciones decidimos con mi madre visitar a nuetros parientes que se encuentran en el pueblo donde nació mi abuelo materno, reencontrarnos con los tíos y primos que aún viven allí, gente muy amable que nos hace sentir como si estuviésemos en nuestra casa.
Y cosas destacables de este lindo pueblo recientemente declarado ciudad, de 10000 habitantes a 300 km de mardel, que es Gonzales Chaves son:
- su tranquilidad, eterna tranquilidad en demasía, no encontré mucho para hacer, no hay casi centros públicos de reunión más que la plaza, la iglesia, y el pub-confitería de mis primos (un muy lindo lugar donde la actividad es casi totalmente nocturna y principalmente el fin de semana), algún que otro lugar para estar, y más allá de eso... nada más.
- algún que otro evento que atrae a todo el pueblo y muchos turistas, como el pintoresco campeontato de planeadores, que se dan cada tanto. Y ví fotos donde de visita habían venido Javier Calamaro, León Gieco, Victor Heredia, la Sole, al local de música de una sobrina de mi abuelo.
- antes había cine pero ya no, y parece que vienen unos muchachos que lo montan cada tanto cuando hay alguna película taquillera y lo desmontan para irse nuevamente.
- de día en las calles... nada, en la terminal... nada, en las pocas confiterías o salones similares... casi nadie, y de noche salvo el fin de semena... casi nadie tampoco.
Al parecer, a la tarde en verano o se duerme la siesta o se está en las picinas. Al menos en el hotel de mis primos tienen tv por cable y una PC con Internet Wi FI :)

En definitiva amigos, es un pueblo tranquilo... muuuuuuuuuuuuuuy tranquilo, por si quieren darse una vuelta para alejarse de todo tipo de actividad citadina normal.

7 comentarios:

Alejo dijo...

mis abuelo vivían en el mismo pueblo, pero se llama San Jorge y queda a 200km de rosario :)

saludos

Damián de Haedo dijo...

Sí, nuestro estilo de vida nos hace difícil imaginarnos viviendo en un lugar así. Pero pasar un par de días desintoxicándose de la gran ciudad viene muy bien. Un poco de mate, dominó y siesta.

SUSANA dijo...

Se agradece la recomendación.
Hay lugares que provocan el reencuentro con nosotros mismos y nuestras propias voces.

Un saludo cordial desde Mendoza.

Mar dijo...

siiiiiii! qué bueno...

POMELITO dijo...

no sacaste fotoooosss?????

Leo_SCI dijo...

Mira Pome lo unico que habia para fotografiar es una especie de museito al aire libre de aparatos de campo je, despues subo alguna foto. El resto solo eran casitas y calles vacía, no hay casi nada como para guardar en fotito.

Emiliano Orlando dijo...

muy buen dato!

me imagino que opinarian quienes viven en ese pueblo si vieran el producto neoliberal que se hace llamar ciudad

saludos

emi!